DE CHICA VIVIÓ PROBLEMAS FINANCIEROS: HOY, GANA $ 2 M AYUDANDO A OTROS A INVERTIR

By Viviana Jana In Emprendedores No comments

SABRINA CASTELLI ESTUDIÓ ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS PERO SU HISTORIA FAMILIAR LA LLEVÓ A CREAR UN BLOG PARA AYUDAR A OTRAS MUJERES A MANEJARSE CON EL DINERO. EN 2019, LO CONVIRTIÓ EN UNA EDTECH: YA CUENTA CON 10.000 USUARIAS Y FACTURA US$ 30.000.

La historia de Sabrina Castelli, como la de muchas mujeres, estuvo signada por las dificultades con el manejo del dinero. Su papá falleció cuando ella tenía nueve años y una hermanita de meses, y el seguro de vida que cobró su mamá quedó atrapado en el “corralito” de 2001.

“Tal vez esto que viví de chica me llevó a estudiar Administración en la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde me recibí con honores”, cuenta. Luego trabajó cinco años en áreas financieras de compañías internacionales, y otros cinco años en el área comercial de una empresa de tecnología.

“En un momento me cuestioné si quería hacer carrera en el mundo corporativo. Y decidí que era una etapa cumplida. Entonces me fui a trabajar a una agencia pyme de marketing digital. Y al mismo tiempo empecé a hacer un blog sobre finanzas, al que llamé Mujer Financiera”, relata.

“Un poco inspirada por mi propia historia y la historia de mi mamá, que si bien pudo llevar adelante el hogar, trabajando mucho y creciendo profesionalmente, nunca pudo ahorrar o tener un respaldo, y eso era algo que a mí también me pasaba.”

Castelli comenzó a investigar, y así constató que la falta de educación financiera afecta a millones de mujeres y familias en América latina y otras regiones del mundo, convirtiéndose en un obstáculo para el desarrollo.

Según cifras del Banco Mundial, sobre 100 millones de mujeres latinoamericanas que trabajan y son económicamente activas, solo 48 por ciento tiene cuenta en un banco, 11 por ciento ahorra y apenas 10 por ciento dispone de crédito.

“En mi blog comencé a brindar tips y consejos para ahorrar, invertir, reducir el endeudamiento. Y de pronto empecé a recibir comentarios y consultas”, detalla. Una señora, por ejemplo, le contaba que estaba ahorrando para festejar el cumpleaños de quince de su hija y estuvo más de un año guardando los pesos en su casa, cuando la devaluación licuó todo su esfuerzo… Otra le consultaba porque quería tomar un crédito para ayudar a su hijo, odontólogo, a adquirir equipamiento para tener su consultorio…

“Eran todas consultas importantes, porque detrás de ellas estaban los sueños y proyectos de muchas familias. Y yo no tenía tiempo para responder a todo y al mismo tiempo seguir trabajando, así que, en enero de 2019, decidí que el blog, en el cual había invertido unos $ 2.000 para el alojar el sitio, se convertiría en un emprendimiento de educación financiera”.

Así, Sabrina comenzó a organizar workshops online y offline, y se asoció a una desarrolladora de software para crear una aplicación de finanzas para mujeres, “que se lleva en el celular a todas partes”.

“Es una herramienta segmentada por el perfil financiero de cada persona según edad, tipo de empleo, nivel de ingresos, si tiene vivienda propia o no, hijos o familiares a cargo”, explica Sabrina. Hay módulos gratuitos, con tips para ahorrar o reducir el nivel de deuda, y un módulo personalizado de plan financiero que se paga como una suscripción a Netflix o Spotify.

El emprendimiento tiene un costado social ya que con lo recaudado, se ofrece capacitación gratuita en finanzas a mujeres emprendedoras de bajos recursos. 

La versión final de la aplicación se lanzará en marzo y será compatible con Android e IoS.

Además, a partir de su perfil de Instagram con más de 10 mil seguidores (la mayoría son mujeres, pero las herramientas pueden ser usadas por cualquier persona sin distinción de género), se creó una comunidad de aprendizaje en torno a habilidades financieras.

En el primer año de funcionamiento, más de mil personas asistieron a los workshops y la compañía facturó unos u$s 30.000. 

Por su enfoque innovador y perfil social, Mujer Financiera obtuvo diversos premios, como el Galicia Innovation, que consistió en la suma de $ 200.000 para escalar el proyecto.

En 2020, la emprendedora espera duplicar la cantidad de usuarias y la facturación, llegar con workshops presenciales a todo el país (el año pasado se realizaron en Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba), y desembarcar en otros países de la región. 

“Que las mujeres no tengan ambición de crecer y ganar dinero es un estereotipo”, sostiene la emprendedora. “La educación financiera no sólo las impulsa a ellas sino que ayuda a mejorar la calidad de vida de las familias y las comunidades”.

 

FUENTE: Infotechnology