Les pagan sueldos de hasta $ 40.000 pero no encuentran a nadie que haga el trabajo

By Viviana Jana In Management, Redes Sociales, Tecnología No comments

La queja habitual de la industria fue desde siempre que no hay suficientes recursos especializados. Sin embargo, según un informe, esta tendencia ha comenzado a cambiar.

 

La escasez de profesionales IT es un problema global del que nuestro país no está exento. Sin embargo, en los últimos años se llevaron a cabo distintas iniciativas públicas y privadas para que más personas se inclinen por estudiar disciplinas vinculadas a las tecnologías. Por caso, se pueden nombrar el Plan de Promoción de Tecnicaturas Universitarias, que da presupuesto adicional a universidades nacionales y públicas para rediseño y creación de carreras técnicas vinculadas al TIC; el plan 111 mil del Ministerio de Producción, que impulsa la formación de capital humano especializado en la temática, y que continúa a pesar de los cambios organizacionales; y la apertura de centros privados como Digital House, que imparten cursos cortos basados en la práctica.

En este contexto, El Cronista accedió en exclusiva al estudio “Escenario del Capital Humano de TI en Argentina” realizado por la consultora Prince Consulting en agosto para actualizar y ampliar el conocimiento cuali y cuantitativo del mercado laboral de Tecnología de la Información en el país. Este documento fue realizado para el centro que ofrece formación y técnica sin costo a personas de entre 18 y 32 años, Comunidad IT. Según este informe, el total del Capital Humano TIC en Argentina alcanzará para fines del presente año 433.000 posiciones, lo que representa un 2,1% de la población económicamente activa (PEA) estimada por el Banco Mundial (19,9 millones). “Tomando en cuenta que esta relación en los países del primer mundo es aproximadamente del doble, está claro que hay lugar para crecer en el desarrollo de puestos y Capital Humano TIC. Hace una década (en el trienio 2007-9) esta relación en Argentina era del 1,5%, por lo que debe destacarse como auspicioso el crecimiento logrado”, detalla el paper.

¿Problema resuelto?

La problemática mundial es muy grande. “En Canadá, hacia 2020, se habla de más de 212.000 puestos no cubiertos, y en los Estados Unidos se habla de más de 500.000. En la Argentina, el mercado crece 11.000 puestos por año y la mitad de esos puestos no se están cubriendo. Si bien no estamos ante un problema menos, sí estamos ante uno de menor envergadura comparado con otros mercados”, explica Pablo Listingart, fundador y director ejecutivo de Comunidad IT. ¿Estamos, entonces, ante un cambio de tendencia respecto a la escasez de talentos? “En los últimos años la demanda insatisfecha está teniendo un cambio debido a la conjunción de dos fuerzas: por un lado, dada la situación macroeconómica general del país, las empresas han desacelerado las búsquedas de personal en general y especializado.

Por otra parte, lentamente las universidades, institutos, cámaras y organizaciones de la sociedad civil, así como diversas áreas de gobiernos nacionales y municipales, han promovido e implementado una mayor promoción de las carreras STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Computación por sus siglas en inglés), y muy particularmente de programadores y desarrolladores de software. Así se ha incrementado la oferta de técnicos y de personal capacitado en la temática. Por lo tanto, la brecha entre la cantidad de profesionales disponibles y los que el mercado necesita se ha reducido”, agrega Listingart.

Los sueldos, mientras tanto, sigue siendo competitivos. Los resultados de la última encuesta del Observatorio Permanente de la Industria del Software y Servicios Informáticos (Opssi), publicada en 2017, arroja que los salarios brutos mensuales promedio son de $19.500 para la categoría de programadores sin experiencia previa (Junior), $28.750 para aquellos con alguna experiencia (Semi senior) y $38.900 para los programadores con experiencia (Senior). El mismo informe, refleja que la remuneración media de la industria del software es 38% mayor al promedio de la economía y que según estimaciones elaboradas a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) nueve de cada diez empleos en la industria del software son registrados.

Una reducción

El documento señala que la demanda insatisfecha de capital humano TIC se redujo de 2.900 puestos en el 2017, y tal vez sea menor a fines de 2018. Por su parte, la necesidad de personal especializado en Software y Servicios Informáticos cayó a 2.300 en el 2017, y se proyecta estable para el resto del año en curso. Al respecto, Ariel Jolo, que es fundador de Sysarmy, una comunidad de Sistemas surgida en 2012, nota quehay más gente que se está involucrando en carreras afines a Sistemas a través de cursos cortos en centros especializados o bien dentro de los programas que lanzan las firmas para formar a las personas que necesitan contratar, “lo cual está muy bien porque en poco tiempo adquieren ciertas habilidades”, opina, y enfatiza que la Argentina también tiene una excelente formación universitaria para estos profesionales, por lo que empresas de otras partes del mundo los contratan para que trabajen desde acá.

Gustavo Guaragna, responsable del Observatorio Permanente de la Industria de Software y Servicios Informáticos de la Argentina (Opssi), completa esta idea: “Las compañías también están sumando gente de otras disciplinas, por ejemplo, humanísticas, que se ocupan de tareas vinculadas a la revisión de calidad de software, diseño de las interfaces, levantamiento de tickets y análisis de procesos de negocios, entre otros. Todo eso achica la brecha, porque cambia la demanda aunque ésta sigue siendo muy grande.” Así las cosas, Jolo encuentra que, producto de la difusión acerca de las oportunidades laborales que ofrece esta industria, muchas personas que están inclinando por las carreras afines a Sistemas bajo las formas recién mencionadas: “Los jóvenes, además, ya saben qué es trabajar en Tecnología porque todos en mayor y menor medida somos usuarios. Por otra parte, hay más conocimiento respecto a los distintos roles y de qué se trata puntualmente un trabajo, y esto ayuda mucho porque, aparte, está quedando atrás el estereotipo del programador como una persona nerd y que no tiene amigos para darle lugar a la realidad: cualquier persona que estudie puede ser desarrollador”.

A pesar del aumento en la cantidad de personas interesadas en orientarse por estos trabajos, y en los datos arrojados por el informe de la consultora Prince Consulting, Jolo no cree que la brecha entre la cantidad de talentos disponibles y los que demanda el mercado se cierre definitivamente: “Es difícil hacer predicciones, pero lo cierto es que siempre se están abriendo nuevas vacantes en el mercado. Además, está creciendo mucho la búsqueda de perfiles de big data, fintech y criptomonedas, algo que no ocurría hace 5 años”. Respecto a cómo se plantea la brecha, Guaragna coincide con Jolo y divide por categorías: “Los perfiles que pueden trabajar remotamente, conocen las últimas metodologías y pueden desempeñarse en grupos multiculturales son muy escasos y serán cada vez más buscados porque los desean empresas de todo el mundo.La demanda de perfiles semi-senior y senior para firmas exportadoras, dependerá de cómo éstas aprovechen el contexto nacional para hacer negocios afuera; en tanto, posiblemente disminuya las búsqueda de talentos por parte de las firmas enfocadas en el mercado interno como consecuencia de la retracción del mercado, en especial, puede que se reduzca la necesidad de perfiles juniors”.

Por otra parte, el representante de la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi) observa que está cayendo la demanda de profesionales que se orientan a la parte de infraestructura, mientras que crece la orientada a especialistas en inteligencia artificial, diseñadores UI/UX y Data Scientist. “En resumen, podemos afirmar que hay una mutación respecto a la necesidad de colaboradores que requieren las organizaciones.” Para concluir, Listingart se detiene a pensar en el 2019: “Por la tendencia que venimos observando en nuestro estudio los últimos 3 años, no se ve un crecimiento explosivo del mercado laboral IT para el futuro.

oy día se mantiene estable respecto a 2016 y 2017, pero las nuevas retenciones a las exportaciones de SSI probablemente generen una pequeña contracción del mercado en los próximos meses de 2019. Salvo que ocurra algún acontecimiento especial, la tendencia seguirá manteniéndose similar o con una contracción en el crecimiento del mercado, pero no vemos que haya un salto abrupto”.

 

FUENTE: https://www.infotechnology.com/amp/online/Les-pagan-sueldos-de-hasta–40.000-pero-no-encuentran-a-nadie-que-haga-el-trabajo-20181016-0001.html?__twitter_impression=true