¿Querés crear la “landing page” perfecta?: siguiendo estos tips lo lograrás

By Viviana Jana In Comunicación Digital, Redes Sociales No comments

Existen herramientas que permiten crear landing pages de forma rápida y fácil, pero el buen diseño comienza teniendo en claro lo que se quiere hacer

 

Antes de empezar tienes que saber que la landing page perfecta no existe. De todos modos, esto no significa que no podamos conseguir crear una landing page muy bien optimizada que, además, sea una máquina de conversión.

Para ayudarte a conseguirlo, en las siguientes líneas comparto contigo las claves a tener en cuenta para crear una landing page perfecta (o casi) y también algunos ejemplos de landing pages que considero que se acercan mucho a la perfección. ¿Empezamos?

Objetivo: landing page perfecta

Actualmente existen muchas herramientas que nos permiten crear landing pages de forma rápida y fácil, sin necesidad de contar con demasiados conocimientos técnicos. Por lo que el principal reto con el que habitualmente nos encontramos recae más en la conceptualización de nuestras landing pages y no tanto en su configuración.

En este sentido, lo primero que necesitamos para empezar a definir una buena landing page es tener información sobre el contexto, por lo que deberíamos plantearnos las siguientes 3 cuestiones:

– ¿Cuál es el objetivo de mi landing page?

Ya sabemos que el objetivo principal de cualquier landing page siempre será el de convertir al máximo de usuarios que lleguen a ella. Pero… ¿cuál es la acción en concreto que queremos conseguir que hagan estos usuarios? ¿Es realizar una compra? ¿Descargar un ebook? ¿Suscribirse a una newsletter? En función de cuál sea este objetivo, deberemos definir los elementos de nuestra landing page de forma diferente, evitando incluir elementos que no estén orientados a conseguir lo que nos proponemos.

– ¿Cómo llegan los usuarios a mi landing page y de qué información previa disponen?

No es lo mismo definir una landing page para usuarios que llegan a ella a partir de un anuncio que una landing page para usuarios que ya nos conocen y están suscritos a nuestra newsletter. Deberíamos tener siempre este punto claro para poder decidir cómo será nuestra landing page y los elementos que la van a componer.

Además, es muy recomendable contar con landings específicas para cada caso, en lugar de una landing page general, que nos sirva para todo. De esta forma podemos adaptarlas a cada una de estas situaciones y optimizar al máximo la conversión.

– ¿Cómo es mi audiencia? ¿Qué caracteriza a mis competidores?

Por otro lado, también es fundamental conocer cómo es nuestra audiencia (aka buyer persona). Eso nos dará pistas para saber la mejor forma de dirigirnos a ella, la mejor forma de persuadirles, el mejor diseño para nuestra landing page etc.

Además, hacer una exploración rápida de lo que están haciendo nuestros competidores en sus landing pages nos puede ayudar a identificar sus puntos fuertes para inspirarnos, y sus puntos débiles para superarlos en las nuestras y conseguir mejores resultados.Claves para crear una landing page perfecta

Una vez tengamos esta información previa, podemos pasar a la acción y empezar a definir los elementos de nuestra landing page. En este momento, y para conseguir crear una landing page (casi) perfecta, deberías tener en cuenta las siguientes claves:

1. Título claro, conciso y destacando los beneficios

El título es el primer elemento que vemos en una landing page y, muchas veces, lo que nos permite decidir en pocos segundos si es algo que nos interesa o si nos vamos para continuar navegando. Por ello es imprescindible que explique el valor y la oferta de la forma más clara y concisa posible.

2. Subtítulo y copies persuasivos e impecables

Habitualmente, nuestra landing page contará con un subtítulo para dar un mayor contexto a la oferta y un copy que la describa y explique. Es importante que dediquemos el tiempo necesario a definir el subtítulo y el copy de nuestra landing. Así conseguiremos que sea persuasivo y atractivo, para que invite al usuario a querer conocer más.

En este caso, deberíamos continuar desarrollando en qué consiste nuestra oferta y sus principales beneficios. De todos modos, deberíamos:

-Evitar textos demasiado largos.

-Conseguir que nuestro copy sea fácilmente escaneable y leíble.

Para ello, podemos utilizar técnicas como listados por puntos y negritas.

Por otro lado, aunque puede parecer obvio, también es fundamental que nos aseguremos de que la gramática y ortografía de nuestros copies es impecable. De lo contrario, generaremos desconfianza en los usuarios y nuestra ratio de conversión bajará.

3. Testimoniales e indicadores de confianza

Incluir este tipo de elementos es una muy buena estrategia para generar confianza en los usuarios y mejorar, así, la conversión de nuestras landing pages. Sobre todo, en los casos en los que el objetivo de la landing page sea conseguir una compra.

No deberíamos limitarnos a incluir únicamente testimoniales, sino también menciones en prensa, sellos de confianza, certificados de seguridad, muestras de clientes actuales… ¡las posibilidades son muchas!

4. Contenido audiovisual que apoye y complemente la oferta

Añadir contenido audiovisual a nuestra landing page puede ser un recurso fantástico. Sin embargo, es importante saber utilizarlo de forma correcta y no abusar de él. No es para nada útil añadir un vídeo o una imagen a nuestra landing page simplemente porque nos gusta. De hecho, puede llegar a ser incluso contraproducente y convertirse en un elemento de fricción y hacer bajar nuestra conversión.

Ante la duda, deberemos preguntarnos si realmente nuestra oferta necesita algún apoyo audiovisual para ayudar a describirla o hacerla tangible. En caso de que sea así, deberemos incluir elementos que nos ayuden a conseguir este objetivo.

5. Calls-to-action que destaquen y guíen al usuario

La call-to-action es uno de los elementos más importantes de una landing page, ya que es la que lleva a los usuarios a realizar la acción que perseguimos. Por este motivo es fundamental que las calls-to-action consigan captar la atención y destaquen en nuestra landing page. Además, debemos cuidar que el diseño, estructura y disposición del resto de los elementos guíen al usuario hacia esta llamada a la acción.

Por otro lado, también debemos cuidar el copy de nuestras calls-to-action para que sean muy atractivas y resulte prácticamente irresistible hacer clic.

Por otro lado, la estructura y disposición del resto de los elementos, en forma de pirámide invertida, guían visualmente al usuario hacia la llamada a la acción.6. Formularios con los campos esenciales

Otro de los elementos cruciales en cualquier landing page es el formulario. El número y la naturaleza de los campos que solicitemos en el formulario tendrán un impacto directo sobre el número de personas que estarán dispuestas a rellenarlo, y, por lo tanto, determinarán la ratio de conversión y el rendimiento de nuestra landing page.

Para definir correctamente nuestros formularios, deberemos limitarnos a solicitar la información imprescindible para la oferta en cuestión y el objetivo que persigamos con la landing page.

Por ejemplo, si estamos hablando de una landing page para descargar un ebook cuyo objetivo es captar leads de potenciales clientes, será imprescindible que solicitemos los campos necesarios para determinar si los leads que captamos encajan con el perfil de nuestro cliente potencial.

7. Elimina distracciones y puntos de fuga

En la mayoría de los casos, sobre todo cuando se trate de landing pages para anuncios de campañas de pago, nos interesará evitar que el usuario tenga tentaciones de abandonar la página a toda costa.

Es por ello que resulta muy recomendable eliminar cualquier punto de fuga o distracción que desvíe al usuario del objetivo de la landing page. Para conseguirlo, deberemos hacer desaparecer o, por lo menos, minimizar cualquier menú, opción o botón que pueda provocar que el usuario abandone la landing page.

8. Mantén lo más importante en la parte visible

Este es un aspecto que se nos puede pasar por alto con relativa facilidad. La parte visible de una página sin que el usuario tenga que hacer scroll es lo que en inglés se conoce como “above the fold”, y es donde deberíamos mantener los elementos esenciales de nuestra landing page. Nunca deberíamos dejar elementos como la call-to-action en la parte no visible de la página.

9. Landings cortas, simples y limpias

Como en tantas cosas en la vida, muchas veces “menos, es más”, y este es también el caso de las landing pages. Siempre que podamos deberemos tender hacia el minimalismo en el diseño y los elementos de nuestras landing pages.

Más allá del sentido estético, debemos tener en cuenta que todo lo que decidamos incluir en nuestra landing page puede provocar fricción entre el usuario y el objetivo que queremos que cumpla. De modo que nos interesará que los usuarios que visiten nuestras landing pages tengan el camino lo más despejado posible para maximizar la conversión.Un caso llevado al extremo pero muy efectivo es la landing page de Quip. En la parte “above the fold” de la página únicamente se ha incluido un título, una imagen del producto y el call-to-action.

Más abajo, el usuario puede encontrar más información e imágenes del producto, así como algunos reconocimientos que ha recibido. Lo justo y necesario. Además, el diseño evita cualquier distracción y pone todo el foco en el producto como protagonista.

Optimizada y rápida

Un último punto que tiene que ver más con el lado técnico que con el  de conceptualización y la buena optimización de nuestras landing pages. Deberemos asegurarnos siempre de que se ven correctamente en los dispositivos más usados y que su tiempo de carga sea rápido, para eliminar cualquier tipo de barrera o fricción entre el usuario y el objetivo de nuestra landing page.

Como conclusión, podríamos decir que el punto de unión entre todas estas buenas prácticas es eliminar la fricción. Este debería ser nuestro mantra en el momento de definir cualquier landing page.

El objetivo es facilitar la vida al usuario y eliminar cualquier obstáculo que pueda haber para que realice la acción objetivo.

Además, deberemos analizar de forma continua los resultados de nuestra landing para identificar puntos de mejora y conseguir mejores ratios de conversión. En caso de duda, podemos utilizar test A/B para determinar de forma objetiva la mejor solución, indicó América Retail.

 

FUENTE: Iproup