Radiografía del e-commerce en el país: cómo compra el “nuevo consumidor online” que trajo la pandemia

By Viviana Jana In eCommerce, Email Marketing, Redes Sociales No comments

La Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) presentó el Estudio Anual de Comercio Electrónico 2020, un informe tradicional que ya va por su décima edición. Este año contó con un formato online, como parte de la nueva normalidad y reveló los cambios que se están produciendo en el consumidor. Un nuevo cliente, adaptado a los recursos digitales y tomando al e-commece como parte de su rutina mensual.

Alberto Calvo, gerente general y presidente de CACE menciona que “este año fue muy particular para el comercio electrónico. Creemos que las tendencias llegaron para quedarse, pero apostamos a que el sector del Turismo también se recupere“.

El estudio muestra los datos obtenidos en el año 2020, un año atravesado por la pandemia que forzó a producir una reconversión digital y a modificar la estructura productiva de Argentina.

“El desafio era poder contribuir para que los consumidores puedan acceder a los productos y brindar la posibilidad de que las empresas puedan llegar a las consumidores en el ASPO ( aislamiento social preventivo y obligatorio)”, remarca.

Además, completa que otro de los retos “fue impulsar las ventas y creamos Tiendas CACE para mostrar sus productos y hacer un puente en el que ya tenemos 300 nuevas marcas. Creemos que el e-commerce es la nueva normalidad“.

Calvo también destaca que el teletrabajo y el e-commerce se consolidaron como una parte esencial de la rutina de los argentinos.

Otra de las oradoras de la jornada fue Julieta Dejean, CX and Commerce Lead de Kantar Argentina, quien afirma que “la pandemia nos deja en evidencia de que somos muy dependientes de la conectividad digital“.

“El canal online nos permitió entretenernos, sociabilizar y entender a las compras online. No solo se trata de los compradores habituales, sino de nuevos compradores, que hacen operaciones una vez cada quince días o una vez al mes. Es decir, adquirieron el hábito de comprar por internet“, completa.

Dejean resalta que se registraron más de 20 millones de compradores en el canal e-commerce, de los cuales 1.284.960 debutaron con el comercio electrónico en 2020. Es decir, un 60 por ciento màs que el año 2019. Y de está cifra, 6 de cada diez compra al menos una vez al mes gracias a las siguientes ventajas:

  • Comprar y recibir el pedido a domicilio
  • Ahorro de tiempo
  • Seguridad en la operación, incluida la seguridad sanitaria

” Estos nuevos compradores todavía están entendiendo cómo hacerlo. Las barreras o desventajas son de las personas que aún se están adaptando. Los compradores argentinos pospandemia tienen:un perfil socio-economico más bajo, estamos sumando nuevos segmentos incorporando o incluyendo extremos etarios, como 18 a 20 y más de 45″, indica la ejecutiva.

Categorías

Dejean aseguró que los principales productos que adquirieron los argentinos durante la pandemia pertenecen a las siguientes categorías:

  • Indumentaria y artículos deportivos
  • Indumentaria (no deportiva)
  • Alimentos y Bebidas
  • Celulares y teléfonos
  • Computación

Por otra parte, la experta enfatiza que por primera vez se registra un fuerte crecimiento de Alimentos y Bebidas, un rubro que antes no figuraba entre los primeros. También sorprendió la mayor participación de educación y cursos online.

“Durante el proceso de compra, el mobile se posiciona como una tendencia preponderante, que sobrepasa el uso de desktop. Respecto a los sitios, los jóvenes se dirigen a redes sociales“, remarca la ejecutiva, quien agrega que “el 95 por ciento de los argentinos buscó información online” y “el uso del mobile para concretar una compra se incrementó 7 por ciento“.

Durante 2020, la distribución de las operaciones por plataforma en la que se realizó fue la siguiente:

  • 70% en sitios 
  • 23% en aplicaciones móviles
  • 7% redes sociales

Otro de los oradores de la jornada fue Gustavo Sambucetti, director CACE, que menciana que este año tenemos una historia muy interesante que contar. Fue un desafió este crecimiento abrupto. El e-commerce creció un 124 por ciento anual, reflejado en 905.143 millones de pesos en 164 millones de órdenes de compras, con un ticket promedio de 5.519 pesos. Creciendo un 23 por ciento. Destacando el crecimiento de los rubros de Alimentos y Bebidas, artículos para el hogar, herramientas y construcción.

“Este año el hogar se convirtió en un búnker para todos nosotros y pasó a ser nuestro ámbito para comer, entretenernos y trabajar.  También, comenzamos a medir el impacto que tuvo el comercio electrónico en la generación de empleo. El 85 por ciento de las empresas incorporó o reasigno personal. El 9 por ciento son del área del e-commerce. Pero no en personal de tecnología, sino en el área de atención al cliente”, dice Sambucetti.

Sambucetti remarca que otra tendencia es la importancia de los marketplaces. “Todo esto nos lleva a pensar qué pasará este año. Si fue un boom o es la nueva normalidad. Dos de cada tres empresas creen que será una nueva normalidad. Respecto a los pagos, vemos que el código QR está creciendo, al igual que los pagos digitales. En términos de logística, la oferta tuvo un cambio interesante, el 56 por ciento de las entregas fue a domicilio, el 35 por ciento retiro en el punto de venta, y en un tercer lugar estuvo en retiro de la sucursal”, se explaya.

Para concluir, Vega comenta que de la oferta se puede ver en 1,2 millones de compradores nuevos. “Lo importante es que estamos pasando a ser un factor clave para la economía. La pandemia cambió al consumidor. Este consumidor nuevo se vio forzado a entrar al comercio electrónico, y es un actor mucho más demandante y comprometido. Creo que las empresas tienen que anticiparse a los cambios, y entenderlos. Ser flexibles y estar focalizados en lo que quiere el consumidor. La integración del off line y el online es clave para lograr una mejor experiencia”.

 

FUENTE: iproup.com